Posteado por: vicente.rs@telefonica. net | octubre 6, 2013

RECORDANDO


 Dedicado a las entrañables personas, José L. Pons y su esposa Marina, extraordinarios amigos, atendiendo con nobleza a su interés.

 Un día del mes de Julio de 1.935, nací en este querido pueblo llamado Jarafuel que pertenecía a la provincia de Valencia y hoy es Comunidad Valenciana, al que regresé  lo más inmediato posible des pues de jubilarme.

¿Por que elegí el pueblo residiendo en Madrid casi cuarenta años ?, en primer lugar por que los años no perdonan y más cuando has vivido  intensamente, por tener la gran suerte de que mi mujer era del mismo pueblo y tenía a mi hija instalada con un negocio, previsto con previsión a treinta Km., por la tranquilidad, nostalgia y cariño, tan bien a qui podemos llevar unas flores al cementerio, hablarles y rezar un padre nuestro a mi querida e inolvidable Esposa, Padres y Abuelos, tan bien suele ser lugar de encuentro con hermanos y familia que todos residen a menos de doscientos km. somos cinco varones y dos hembras (siete) mas la descendencia, pues alguno ya es abuelo.

La época de mi nacimiento no fue nada buena, pues los políticos que entre otras cosas en esta ocasión no estuvieron acertados organizaron una guerra, en el pueblo salvo circunstancias no fue muy duro y menos conviviendo  en una familia agrícola con una explotación autónoma, dinero no había mucho pero comida suficiente, mi madre fue hija única y mi padre cuando lo llamaron tubo que  marcharse a la guerra dejando a tras el negocio que con tanta ilusión y sacrificios había creado, la zona valenciana estaba ocupada por la izquierda y el pueblo tubo vecinos que se aprovecharon de las circunstancias sin ningún tipo de escrúpulos su título de “rojos” solo sirvió para su provecho no para el de España.

En lo que aquí llaman placeta del portal, había una nave en la planta baja de un edificio que las autoridades del pueblo dedicaron a escuela de “cagones”, hoy se les llama “guardería infantil”, no había muebles y nos sentábamos en el suelo siguiendo el trazado de las paredes, había críos que  los pantalones tenían una raja por el culete  para orinar o hacer caca sin quitárselos ya que des pues no sabían ponérselos, este periodo duró un par de años, yo pasé a otra escuela ya con mesas que había en la plaza principal  del pueblo, estaba situada en una primera planta sobre el ayuntamiento, el maestro “sin título” estaba bien preparado al parecer se trataba de un funcionario público de la parte de Cataluña, nos enseñó las primeras letras los números y canciones populares. Fue una época extraña en la que los todos vivíamos miserablemente por el caos de la guerra, un día jugando le toqué con un palo en la parte trasera a un caballo  que estaba en el abrevadero bebiendo agua y me dio una coz en la boca del estómago que me tuvieron que trasladar a diez y ocho kilómetros

 en camión  a un balneario situado en otro pueblo que se llama Cofrentes donde  el hotel lo habían convertido en hospital de guerra,  me atendieron extraordinariamente y en la recuperación lo pase muy entretenido con los soldados, a  mi padre  le dieron permiso para estar con migo pues por lo visto la cosa fue grave y salí bastante repuesto, no recuerdo bien pero si que los soldados me gastaban bromas y me animaron mucho, la que lo paso fatal fue mi madre y los abuelos.

Entre una y otras cosas fui creciendo, pasé por varias escuelas con maestros de diferentes grados,  a todos los recuerdo con mucho cariño y lo pasado, pasado está, pues la intención de mis mayores fue que recibiera una formación que sirviera de base para vivir y no escatimaron  medios en el compromiso, al terminar la guerra mi padre regreso a casa y empezó a trabajar en una industria de sus padres, mis abuelos, yo de vez en cuando le acompañaba para visitarlos, el viaje lo hacíamos en bicicleta pues era en diferente pueblo que distaba cinco kilómetros se llamaba Teresa de Cofrentes, y en el que permaneció hasta su incorporación  a Hidroeléctrica Española,  yo entretanto atendía la escuela y tuve mis ratos de juego con los amigos de mi generación con los que conviví hasta los catorce años, coincidió que el sacerdote del pueblo era paisano y completo con ayuda de catequistas mi formación, que fue   suficiente para poder distinguir lo bueno de lo malo mediante la religión, a saber respetar y tratar a mis semejantes lo mejor que he podido como así podría quedar demostrado, y a salir airoso de las dificultades que la vida pueda por una o otra  cuestión darte.

Fue una época con situaciones muy diferentes y recuerdos inolvidables que se repiten en mi memoria, éramos niños pero nos dábamos cuenta de todo un mundo miserable que vivía junto a nosotros, rodeándonos de enfermedades a veces contagiosas, sin medicamentos, mal vestidos, indefensos ante las inclemencias del tiempo y las adversidades, no había de nada, todo producto de la guerra y pros guerra que me gustaría que alguien de verdad me contara ¿para que sirvió?, a parte de llenar una Nación de muerte, pena, odios, enfermedades y destrucción, yo viví en un tiempo en el que las calamidades que pasaban los agricultores para cultivar sus campos y cosechas que al recolectar las  tenían que  depositar en almacenes donde el trigo y el aceite era cargado en camiones por “orden de la fiscalía de tasas” para llevárselas sin ninguna explicación ni compensación, “por la cara”, mientras el pueblo seguía con maestros por afición, y sin ayudas,  pues entre otras cosas las Escuelas de Magisterio en España habían desaparecido o no funcionaban como consecuencias de la guerra, ¿pero que importa?, da igual, que se arreglen como puedan y…..¡SI! nos las arreglamos por que con las miseria que nos acompañaba a unos y otros, cada uno en su sitio trabajando pusimos este  País en marcha o por lo menos lo intentamos que no fue poco, con unos resultados para sentirse orgullosos de una labor bien hecha.

A la edad de catorce años y “novia” o algo parecido por que estaba enamorado de un “Guacha” de mi pueblo que vivía en Valencia y venía los veranos en época de vacaciones, al no disponer de medios para ir a la Universidad y atendiendo los deseos de mis padre,  por mediación del mismo ingresé como aprendiz en la Oficina Técnica que la Hidroeléctrica Española. S. A. tenía en la construcción de las obras hidráulicas para producción de energía eléctrica,  denominadas Salto de Cofrentes, la vida para mi cambió rotundamente, dejé a tras todo lo vivido, pronto detecté la responsabilidad y el compromiso comenzando a trabajar y a  aprender.

Por mi forma de ser las ganas y como no por mi padre que era jefe de taller, tuve a mi disposición muchas posibilidades pues encontré dos personas extraordinarias D. Manuel Poveda Mora, Topógrafo, jefe de un sector importante de las obras y Dativo García Arribas, Delineante Proyectista por la Escuela Oficial de la Paloma de Madrid, que a demás de su profesión que me encantó, ejercía como jefe del Laboratorio de Hidráulica de la obra, dos sitios que además de gustarme fueron los que me dieron la información necesaria para empezar a realizarme en la vida, el Laboratorio me enseñó hidráulica, aprendí viendo ensayos el comportamiento del agua en sus distintas actuaciones, al mismo tiempo aprendí los diferentes materiales  para la construcción su comportamiento y resistencia, tan bien aprendí a leer escalas, dibujar e interpretar planos, el Sr. Poveda me enseñó la organización de la obra, su funcionamiento y la construcción, pero lo más importante fue la topografía que sería mi profesión, triangule, di línea y rasante a cuatro tramos de túnel de seis metros de diámetro y una longitud de tres kilómetros para su construcción, y realicé varios levantamientos topográficos con equipos hoy en día obsoletos por su antigüedad.

Durante los cinco años que duró mi aprendizaje recibí información suficiente para defenderme en el trabajo, a los diez y nueve años y el beneplácito de mis padres, me traslade a Valencia con propósitos importantes, estar con la novia, adquirir una formación teórica que necesitaba para mi profesión que tenia que hacerla y una escuela especializada que en este caso la única era la Escuela Industrial, y buscar el modo de financiar mi estancia en la ciudad, pues en casa de mis padres habían venido mas hermanos y necesitaban lo que producían. Solución buscar trabajo, la topografía escaseaba en las empresas constructoras, pues aun no había Escuela Oficial de Topografía y mi situación era rara, hice unas pruebas de acceso para la empresa Sociedad Ibérica de Construcciones y Obras Públicas, les convencí, ingresé y como entonces los sueldos no eran suficientemente altos tuve que reducir el tiempo de estar con la novia y dedicarme a trabajos extras que a veces terminaban muy tarde, el periodo de la escuela para la que hice un selectivo de ingreso por no tener un bachiller oficial, tan bien consumía tiempo, la empresa donde trabajaba me dio cinco minutos de dispensa de la jornada de ocho horas para llegar a tiempo a clase y tenía que justificarlos con las notas.

El periodo de soldado lo hice de recluta en un campamento de Paterna (Valencia) que tenía el Regimiento de Infantería Guadalajara nº 20, donde me dediqué a hacer una piscina para la residencia de oficiales, y en un lago próximo a la misma,  con obra civil hice una maqueta en altimetría de España y las islas adyacentes  del plano cartográfico a escala 1/50.000, para lo que necesité  asistencia de otros soldados.

Terminados los trabajos por los que fui de los últimos en salir del campamento, me marche a Valencia capital, y me incorpore a mi destino en la Cartografía del Ejercito

situada en las oficinas del Estado Mayor de la Capitanía General de la tercera región  militar, en la que me cogió la gran riada del Turia y donde realice trabajos oficiales y particulares para el Capitán General y altos mandos del Estado Mayor, allí conocí al entonces Capitán del Estado Mayor Martínez Ingles, ascendido a Coronel del mismo cuerpo, cuando Tejero dio el golpe de estado y Milán del Bosh, saco los tanques en Valencia.

Cuando termine con el Ejercito era la primavera del año 1.958, mis padres estaban viviendo en Extremadura, fundamentalmente en los términos municipales de tres pueblos Almaraz de Tajo, Valdecañas, y Belvís de Monroy, próximos a Navalmoral de la Mata, lugar donde la Hidroeléctrica Española S.A., estaba construyendo una presa de 90 mts. de altura, doble curvatura con estribos de gravedad y 298 mts. aproximados de desarrollo, central eléctrica a pié de presa dotada de tres turbinas reversibles única en España y parecida a otra similar construida en Rusia, pues a ese lugar fui a parar para ver y estar con mis padres, restablecerme tras mi paso por el Ejercito y  escuchar los consejos de mi padre respecto a lo bien que podría estar si yo me incorporara a su empresa en la construcción de esas obras tan importantes, pues el lo había comentado con el Ingeniero Director y al parecer no había inconveniente.

Yo regresé a Valencia y me incorporé en la empresa que trabajaba, en la que antes de irme al Ejercito hice un examen para al regresar tener con una categoría superior a la que tenía, al cobrar en el primer mes la misma cantidad, lo comente con el Director y me informó que el nuevo sueldo lo empezaría a cobrar a partir de primero del año próximo, aún faltaban seis meses y muy desanimado solicité la liquidación y la excedencia, le hice caso a mi padre y me incorporé en las obras donde el estaba en Extremadura con la Hidroeléctrica, des pues de hacer unas pruebas de acceso en las que tuve una clasificación que me permitió cobrar cuatro veces más que en Valencia.

Cuando yo me incorporé a la obra se estaban construyendo los accesos, poblado de empleados, poblado obrero, una estación trasformadora de energía eléctrica y las obras preliminares de excavaciones, túneles y canteras, la dotación de personal a pié de obra era de tres Ingenieros de Caminos Canales y Puertos, cinco Ayudantes de Obras Públicas, dos topógrafos y aproximadamente dos mil quinientos trabajadores, yo me ocupé de la Secretaría Técnica de la obra, me encargué de la Oficina Técnica, construcción y acabado de los poblados, economatos, mercado, centros culturales y de recreo para los obreros.

 El personal de una obra de la envergadura  que comento, a excepción de los ingenieros, técnicos, encargados y especialistas fijos de plantilla, hay una cierta movilidad, los ayudantes son un tipo de profesión que permanecen en la obra el tiempo que el Estado tarda en darles destino.

No ocurre así con el resto del personal técnico que permanece cubriendo los puestos que quedan libres, yo estuve hasta el final de las obras  fui uno de los pocos que la Empresa hizo fijo  de plantilla y me integró en la División General de Ingeniería y Construcción. En septiembre de 1.959 me casé  en Valencia y regresamos a Extremadura des pues del viaje de novios.

Me incorporé a mi puesto de trabajo en él estuve hasta finales del año 1965, en junio de ese año fueron inauguradas las obras por el entonces Jefe del Estado, en septiembre del año 1.960, mi esposa dio a luz una niña ¡ nuestra hija ! que nos culminó de felicidad a las familias, fue una época inolvidable, vivimos muy felices, pues entre otras cosas el estar en una obra tan grande e importante más cuando se tienen veinticinco años, con la posibilidad de participar en trabajos muy variados, algunos poco conocidos, aprendes muchas cosas que son muy útiles para tu profesión, dándote una experiencia que te permite dirigir y resolver con soltura la mayor parte de los problemas que pudieran surgir en cualquier tipo de construcción.

La ingeniería destinada a los montajes eléctricos es de precisión y para conocerla es necesario trabajar en una empresa eléctrica, el procedimiento es totalmente distinto al que se emplea en otros trabajos más rutinarios, no solo requiere cuidado sino que te enseña y acostumbra a tener comportamiento especial en el trabajo.

Otro de los tajos que me tuve que ocupar fue del machaqueo primario que era el que producía el árido para la construcción de la presa, se trataba  de la explotación de una cantera de caliza  por el procedimiento de banqueos, excavados verticalmente con poderosos equipos neumáticos de perforación, las voladuras con recorte para proteger los frentes de los banqueos, las cargas se hacían con detonadores eléctricos por micro retardo,  cartuchos de dinamita goma de cincuenta m/m., volumen de la voladura aproximadamente  mil metros cúbicos, transporte hasta el machaqueo con camiones basculantes  de veinticinco toneladas cargados por máquinas excavadoras especiales, el machaqueo se hacía con  una gran machacadora de mandíbulas de simple efecto, la boca capaz de admitir piedras mayores del 1/4 de m3., la producción cien toneladas hora de piedra machacada, el árido resultante era un todo uno con dimensión entre cero y ochenta m/m., y se almacenaba sobre un talud natural del terreno con mucha pendiente y un muro de hormigón al pie del mismo con tolvas para la carga de camiones y transportarlo al machaqueo secundario.

Tan bien participé en la construcción del circuito de carreteras que partiendo de la N-V, sirvió para la construcción de las obras y posteriormente para su explotación, incluso los puentes proyectados por un gran especialista donde ya se instalaron  vigas de hormigón pretensado para la construcción de los tableros que forman el camino de rodadura.

Me siento muy orgulloso de haber participado en la construcción de esta obra  por sus características, su grandeza y la importancia que tiene para Extremadura y para España, construir el Salto de Valdecañas, con una  capacidad de embalse de agua de 1.446 Hm3., la potencia es de 225.000 KW en turbinación y 150.000 en bombeo, ya que sus tres turbinas son reversibles de tal forma que en los años de sequía pueden bombear agua a su embalse, de otro embalse aguas a bajo del Río Tajo que pertenece al sistema, haber tenido la oportunidad de ocuparme de recuperar piedra a piedra las ruinas Romanas  de Augustóbriga, situada en Talavera la Vieja, se trata de un Templo Romano que fue construido en el siglo II des pues de Cristo con piedra de granito, así como tres columnas de la fachada de otro edificio Romano denominado la Cilla, ya que quedar el pueblo inundado por las aguas de Pantano de Valdecañas, fueron recuperados y los montamos junto al estribo  de la margen izquierda del puente del Bohonal de Ibor, que tan bien construimos sobre las aguas del pantano en la carretera de Navalmoral de la Mata a Guadalupe.

Los trabajos para construir las obras se empezaron en 1.957 yo me incorporé en Septiembre de 1958, con 23 años de edad, me casé en Septiembre de 1.959, mi hija nació  en  Septiembre de 1.960, las obras terminaron en 1.965 yo me quedé con los trabajos de mantenimiento y auscultación, antes de ser trasladado a las obras de construcción del Salto de Azután en el Río Tajo en la provincia de Toledo.



Responses

  1. TU YERNO CONOCE LA HISTORIA YA LO SABES, PERO HAY ALGO QUE SI QUE TE QUIERO COMENTAR SOBRE LA GUERRA CIVIL Y ES QUE ESTA EMPEZO REALMENTE EN EL 34 CON LAS ELECCIONES DONDE GANO EL FRENTE POPULAR, SE DEDICARON AGUNOS A QUEMAR IGLESIAS, ASESINAR A CURAS Y A MONJAS, A POLITICOS DE DERECHAS ETC. ETC. Y DE ESAAS ACCIONES SE PRODUJO EL LEVANTAMIENTO MIMILTAR EN CONTRA DE LA REPUBLICA QUE ADEMAS NO FUE EL GRAL FRANCO QUIEN LO INICIO SINO QUE SE INCORPORO COMO BUEN GALLEGO CUANDO YA HABIA COMENZADO TODO, UN ABRZO Y AUNQUE A MI PTIMO LE HUELA A CUERNO QUEMADO ESA ES LA HISTORIA

    • Nunca me había parado a pensar que la guerra civil empezó en el año 1.934 con las elecciones, yo siempre he estado mentalizado a que la fecha inical era el 18 de julio de 1936, pero recapacitando llego a la conclusión que un proceso de tal magnitud, no se prepara de un día para otro y desde que se gestó hasta que explotó, esas cabezas pensantes llenas de “mierda”, que evidentemente la historia los menciona no precisamente para glorificarlos, fue lo que produjo el levantemiento militar y tambien se que no fue Franco el que lo inició si no Mola, meterializandolo Sanjurjo en andalucía, D. Francisco se incorporó mas tarde, lo pensó mucho, demasiado, aunque la gloria siempre sea de los mismos “de los vencedores”. Aunque con distinta misión, diferente orijen y pasión, organizaron la máquina de matar y la muerte como siempre llega a los hogares peor preparados y en la mayoría mas humildes, el desamparo y la miseria invade ésta piel de toro llenado sus tierras de sangre y muerte, no existe invasor son los mismos los que el odio que se genera es la fuerza de matar, matar y para que¿? para vestirnos de luto y de miseria, para enconar los corazones de odio, para que las madres sufrieran llorando la falta del marido, del hijo, de la supevivencia pasando hambre ahogada de pena, unos se marcharon de España, otros se sentataron en la victoria y ya está todo solucionado hasta el día de la democracia, que ademas de las tertulias de las TV. el enriqueciminto ilicito que más tenemos…..sí tenemos grupos que hablan según el libro para formarse o el profesor, no hablan nada más que lo que les han contado y ahí queda eso, aunque sea jodiendo al que paga los impuestos,pero eso es lo de menos ¿aquí quien manda?…yo en contra, estamos apañados sentados en este circo donde los ladrones tienen mi dinero que a plazos por no tener otro modo, tengo que pagar a la hacienda pública y no es por tonto si no por Patriota. No como los que salieron corriendo poetas etc.que eran rojos y al regreso despues de morir el dictador, cuando mueren tienen verdaderas fortunas, yo me quedo aquí trabajando, nací en el año 35, y lo único que tengo son deudas y…..no he tirado el dinero.

  2. Gracias por ilustrarme sobre la construcción de Valdecañas y darme detalles de la historia de los Roca, para mi siempre un poco misteriosa. Un abrazo. José Ramon

    • Estimado JR Biosca. no me importa decirte que depues de hacer un esfuerzo de inteligencia, no he dado con tigo pero continuo, me alegro que dentro de mis recuerdos y como persona mayor que soy te han sido útiles los comentarios de la construcción del Salto de Valdecañas, no e dicho todo ya que sería extentísimo, pero existen anecdotas que te enunciaré, 1ª la época en que se realizaron las obras, por no haber en España no había ni cemento, se trajo de Polonia. 2ª Personal, hasta el año 1.957 la presa mas grande que había contruido la Hidroeléctrica era más pequeña que la ataguía de la presa de Valdecañas. 3ª Trajo y se especializó mucho personal, “a mi personalmente me vino muy bien” los trabajos en los que intervine de ser una obra de ese tipo nunca los habría hecho, 4ª El personal con y sin familia que trabajó en la obra la mayoria estubo bien atendido. Un fuerte abrazo, tomo nota de tu correo para poder conectar y contarte cosas, en cuanto a mis recuerdos si es posible escribirá sobre Azután, y sobre Madrid. (mi vida)

  3. Cada generación tiene sus circunstancias y sus méritos pero las circunstancias de la tuya querido Vicente han sido especialmente duras por eso tiene un mérito muy valioso.
    Un Abrazo querido amigo 🙂 .

    • Estimado amigo Joaquin: como siempre tu comentario es acertado, la reflexión sobre mi generción al tener la desgracia de estar interferida por la guerra civil, que nos marcó miserablemente y dejó mucha gente en la cuneta, viviendo en la miseria, yo los he conocido niños entre 7 y 10 años, con o sin padre, cargados de responsabilidades y problemas para poder subsistir, es vergonzoso que la sociedad cuando todo mejoró nadie les tendiera la mano, dejándolos para ocupar trabajos por la falta de formacón de la que no son responsables, y hasta en la actualidad estén obligados a cobrar miseralbles pensiones, por que unos mier…..(perdón), que están en la historia de España por falta de entendimiento, libertad y poder, se permitieran el placer de sembrar un Pais de muerte y miseria. (perdoname Joaquín por que me enciendo), gracias y un fuerte abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: